La fotografía inmobiliaria es una excelente herramienta para particulares y empresas. La fotografía hecha por un profesional es una inversión, no un gasto.

Las imágenes de calidad te van a permitir diferenciarte de la competencia, captar la atención de más clientes y en definitiva, tener más éxito. Se trata de una inversión rentable, te ayuda a vender y/o alquilar mejor y más rápido.

Los hábitos de búsqueda de los compradores han cambiado, utilizan internet como medio de búsqueda de información antes de contactar con una agencia inmobiliaria. La primera criba la hacen de un vistazo rápido, por las fotografías deciden las propiedades que les interesan y las que no.

Os voy a dar algunas consideraciones o factores a tener en cuenta al tomar la decisión de contratar los servicios de fotografía inmobiliaria.

EL OBJETIVO


Lo primero es saber que queremos conseguir con las fotografías, necesitamos imágenes que vendan. Para conseguir unas imágenes atractivas realizo un estudio inicial del espacio, planificación de la sesión para conseguir composiciones armónicas e intencionadas que muestren el espacio elegante, luminoso y no sobrecargado.

El futuro comprador no está adquiriendo un espacio o metros cuadrados, está comprando un sueño.

ANTES DE LA SESIÓN


Para sacarle más partido a la vivienda o edificio es muy importante planificar la sesión de fotografías. El equipo fotográfico es importante, pero hay otros elementos a tener en cuenta y que corresponden al inmueble.

  • Conocer la orientación de la vivienda para determinar los mejores momentos del día según la luz necesaria.
  • Hablar con los propietarios para explicarles el tiempo que necesito para conseguir buenas fotografías. Es importante porque mucha gente piensa que lo voy a hacer en media hora.
  • Asegurarme que la casa esté limpia y ordenada, para que las fotografías queden atractivas y llamativas. Hay que comprobar que no está sobrecargada de decoración, que sobre todo zonas como la cocina o baños están ordenados, las ventanas y suelos limpios. También verificar que no hay ningún elemento deteriorado, que la hierba de las zonas exteriores está cortada, que funciona toda la iluminación y puedo encender / apagar cuando sea necesario.
  • Una vez que he llegado a la casa o piso que voy a fotografiar, me doy una vuelta por él y preparo el escenario. Dependiendo del trabajo, es necesario o no, despersonalizar los espacios, quitando los objetos personales. Hay que colocar los diferentes elementos ya disponibles en el lugar más adecuado para crear orden en las composiciones, equilibrar los pesos visuales de las fotografías y que formen líneas o simetrías atractivas.

LA ILUMINACIÓN


Esta parte es de las más importantes, la luz es la que crea ambiente en el espacio e invita a contactar al comprador. Utilizo la luz natural que entra por las ventanas, combinada con la luz que exista en el interior: lámparas, pantallas, etc. Cada espacio tiene un diseño diferente de iluminación, con tonos cálidos o fríos, y me gusta resaltar esas características.


Por ejemplo, en esta imagen de la reforma de un piso, he retratado dos espacios diferentes de la vivienda con diferentes iluminaciones. Por un lado, está el salón bañado por la luz natural de las ventanas que muestra al comprador un espacio amplio y luminoso. El objetivo es provocar emociones, que el comprador piense en las diferentes posibilidades e ideas de decoración, se imagine el espacio con sus muebles y desee vivir allí. Mientras que en la otra parte de la fotografía se muestra la cocina que ya está amueblada y con una iluminación más cálida. Nos proporciona información sobre la iluminación que ofrece toda la vivienda empotrada en el falso techo, característica diferenciadora de este inmueble, así como el protagonismo de la lámpara de estética industrial y moderna.

Una buena iluminación, perspectiva y puntos de vista adecuados son la clave de este tipo de fotografía.

LOS PLANOS


Se debe planificar con detalle qué fotografiar de cada inmueble para destacar lo más característico de él y diferenciarlo de los demás.

Un mismo espacio se puede fotografiar desde varios puntos de vista y los resultados ser muy diferentes. Antes de empezar me pregunto…. ¿cómo puedo destacar está habitación? ¿qué primera impresión es más atractiva?

En sentido general funciona la siguiente premisa: la cámara a la altura de los ojos y un encuadre desde las esquinas. Aunque la fotografía de interiores se centra en capturar zonas amplías, debemos combinarlo con fotografías de primeros planos o detalles que destaquen algunos elementos bonitos, materiales característicos o rincones especiales.


En la imagen sobre estas líneas, se ha abarcado toda la zona de estar, de manera que en una sola imagen veamos las características del espacio: es amplio y luminoso, dispone de unas agradables vistas a la naturaleza, fuerte relación entre el interior y exterior, con acceso directo la cocina y a la planta superior. Cuenta con una estufa de leña, suelo moderno y un excelente estado.

EL ESPACIO


El trabajo de un fotógrafo de arquitectura es explicar los diferentes espacios de la propiedad inmobiliaria, cómo se comunican unos con otros, el tamaño que tienen y sus características. En definitiva, hacer al espectador que no puede ver la propiedad en directo, un recorrido por el inmueble a través de las imágenes.

Un espacio vacío es menos atractivo y útil para un futuro comprador que la creación de un ambiente, como nos demuestra el éxito actual del home staging. Los muebles o elementos de las fotografías permiten hacerse una idea de las medidas y dimensiones de los espacios.

Las propiedades con fotografías profesionales aparecen primero, son más visitas y se venden más rápido.

EL PROCESADO


Como siempre, todas las tomas deben llevar un revelado y procesado para terminar de conseguir las imágenes atractivas y sugestivas que estamos buscando.

durante-la-sesion-fotografia-inmobiliaria

Los precios de fotografía inmobiliaria varían en función del tipo de propiedad y necesidades del cliente, no es lo mismo un piso de 80 m2 que una vivienda unifamiliar o un edificio. Se requiere distinta planificación, distintas fotografías y distintos tiempos para realizar estos trabajos.

«Ofrezco siempre una solución a medida, permíteme ayudarte a que tus ventas sean más fáciles y rápidas.»